Cómo crear un moodboard con Instagram stories

cómo crear un moodboard

Para creativas, crear un moodboard puede ser pan comido en diferententes plataformas como canva, in vision o mural. En este artículo te explicaré cómo crear un moodboard con Instagram Stories gratis.

¿Qué es un moodboard y para qué sirve?

Es normal si te preguntas en primer lugar qué es y para qué sirve un moodboard. Se trata de una palabra un poco compleja a primera vista, pero no es más que un muro inspiracional. Tiene el fin de que en una única primera visualización serás capaz de acordarte de todo lo expuesto gracias a las imágenes. Por ello, resulta de gran interés que lo implementes en tu día a día. Pero antes, deberás aprender cómo crear un moodboard que te ayude a llegar a lo más alto.

Estos muros de inspiración (moodboards), nos ayuda a organizarnos para ir observando y realizar un seguimiento de la identidad visual de nuestros objetivos. Así, este muro de inspiración es capaz de transmitir las sensaciones que quieres que evoque para que sean transmitidas de forma visual de manera fácil y eficaz.

Ahora bien, es posible que pienses que es difícil crear este muro de inspiración. En este post queremos que aprendas cómo crear un moodboard con la herramienta de Instagram Stories fácilmente.

Formatos y soportes

Los formatos y soportes de los moodboard difieren si prefieres realizarlo de forma física o digital. Ambos tienen ventajas e inconvenientes, pero creo que deberás empezar primero por la digital para tener una idea de cómo crear un moodboard de manera fácil y sencilla, sin tener ningún coste asociado. 

En cuanto a los formatos físicos, estos pueden ser creados en telas, lienzos, pintados en la pared, cartulina, corchos y tableros. Así, podrás ver de una manera más visual (sin tener que encender ningún aparato electrónico). 

Por otro lado, en relación a los formatos digitales, estos son los más bonitos y fáciles de hacer, sin ningún tipo de dudas. Así, el cómo crear un moodboard te será mucho más sencillo, puesto que podrás usar numerosas fotos sin tener que imprimirlas. Existen muchas aplicaciones, como puede ser: canva, murales, in vision, niice o Instagram Stories. ¿No te parece increíble la cantidad de herramientas que tenemos gracias a Internet?

Por ello, te animo a que des ya el primer paso para empezar a aprender cómo crear un moodboard a partir de los formatos digitales para que no tengas excusa para empezar a cambiar nuestra mentalidad ¡y enfocarnos en nuestros proyectos!

Cómo crear un moodboard con Instagram Stories

Sin embargo, te recomiendo la herramienta que, en mi opinión, es la más fácil para empezar a crear tu moodboard: Instagram Stories. Para poder realizar estos muros, debes seguir los siguientes pasos: 

  1. Abre tu panel de historias (‘stories’) en Instagram y selecciona el fondo para tu moodboard
  2. Guarda todas las imágenes y elementos para tu moodboard en la galería de tu dispositivo
cómo crear un moodboard
cómo crear un moodboard

3. Añadelas al moodboard y colócalo como más te guste

4. Puedes incluir elementos animados como GIFs o hasta ponerle música, ¡ y no olvides guardarlo!

cómo crear un moodboard

Si decides hacer tu moodboard con las stories de instagram, ¡no te olvides de mencionar a @descubreconana para poder verlo!

En el caso de que lo que te falte sea inspiración, conoce cómo encontrar motivación en la vida con la guía definitiva donde te doy consejos para que vuelvas a tener motivación y cómo mantenerla a largo plazo.

¡Siempre encima!

Por tanto, ahora ya sabes cómo crear un moodboard con Instagram Stories de manera sencilla. Te recomiendo siempre tener tu moodboard siempre a mano, ya sea de fondo de pantalla en el móvil u ordenador, como archivo descargado o colgado en la pared de tu habitación.

De esta forma sabrás a dónde mirar cuando te sientas perdida con tu proyecto o en tu vida. ¿Por qué no empezar a organizarte y empezar a cambiar?

¿Quieres más información? Entra en nuestro grupo privado de Facebook de forma gratuita y accede a contenido exclusivo que te ayude a organizarte y motivarte tanto personalmente como para empezar con la actividad física.