Motivación para afrontar problemas económicos

motivación para afrontar problemas económicos

Es realmente difícil mantener la compostura y motivación cuando se tienen problemas económicos en casa. Sin embargo, si nos centramos en lo que NO tenemos, jamás conseguiremos lo que deseamos con todas nuestras fuerzas: afrontar los problemas económicos. 

Cuando no estamos en una situación agradable, tendemos a reaccionar de forma negativa, sintiéndonos mal con nosotras mismas, como si fuéramos culpables de ello.

Sí, es verdad, es horrible estar en esta situación, sin posibilidad de hacer lo que te guste. Es una situación difícil de afrontar pero no imposible y, por eso, es importante tener una mente fuerte para afrontar los problemas económicos.

Aquí es cuando nos damos cuenta de que ya hemos llorado lo suficiente y toca ponerse en marcha para salir adelante y mejorar nuestra economía. Acepta tu situación, analízala con mente fría y haz una lista con todo lo que crees que causan estas circunstancias.

Cada una lo va a vivir de una forma distinta, pero si hay algo que tenemos en común es el objetivo final de llevar una vida estable económicamente. A continuación, detallo algunas tareas para analizar nuestra situación, ver dónde estamos y qué factores son los que causan esta quiebra para tratar de afrontar los problemas económicos.

Recuerda: ¡mente fría!

Tareas para analizar la situación económica actual

Apuntar una lista de ingresos y gastos del último mes

Ve a la aplicación o web del banco y lista en una columna los gastos y en otra los ingresos. Al final de cada columna, añade los gastos e ingresos totales. Si tus gastos superan los ingresos, tienes mucho por hacer, aún así, no permitas que este hecho te desanime, ¡vas por el buen camino! ¡Sigue leyendo!

Reducir gastos hormiga

En otro color diferente, subraya los gastos que crees que se pueden evitar. ¿Cuántos son? Cuéntalos y divídelos por categoría: alimentación y bebida, ropa y accesorios, educación, ocio, teléfono/internet, entre otros.

Estos gastos señalados son los que no te vas a dar el privilegio el mes que viene.

Deducir gastos de los próximos meses

Ahora, vamos a deducir los gastos del mes que viene. Realiza una tabla igual que la anterior con dos columnas: ingresos y gastos.

  • Estima tus ingresos mensuales y anótalos.
  • ¿Qué gastos mensuales tienes? Escríbelos los primeros en la columna de gastos.
  • Identifica otros gastos que vayas a tener ese mes en concreto
  • Calcula la diferencia de ingresos y gastos para saber con cuánto dinero cuentas.

Evitar pagos extras

¡No vuelvas a caer en lo mismo! Los gastos que has señalado como evitables, el mes que entra ¡evítalos! Hoy será duro, pero en unos meses lo agradecerás para que puedas así afrontar los problemas económicos.

Practica la comunicación interna

Practica la comunicación interna con el resto del grupo familiar que dependan de tus ingresos (que no caiga toda la responsabilidad sobre ti, repártela).

No es tu responsabilidad, es la de todos los miembros que viven de esos ingresos. No puedes cargar con toda la responsabilidad solo porque seas quien gestione el dinero. Si quieres dejar de tener problemas económicos, es una realidad que todo el grupo familiar debe asumir y aceptar por muy triste que sea.

¿Qué puedo hacer para tener más dinero el próximo mes?

Si quieres empezar a “ahorrar” para tener más dinero, tendremos que realizar nuestro propio plan de ahorro para tratar de afrontar los problemas económicos. Para ello, puedes poner en práctica la técnica de los 6 sobres.

La técnica de los 6 sobres

Esta técnica consiste en  dividir tus ingresos en 6 sobres de la siguiente forma:

1. El 55% de tus ingresos para cubrir gastos

El 55% de los ingresos harán frente a los gastos mensuales o únicos relacionados con el alquiler de la vivienda, alimentación, transporte, facturas de la luz o agua, entre otros.

El 45% restante se dividirá en:

2. Un 10% para el ahorro a largo plazo

Mensualmente, introducirás un 10% de los ingresos en un sobre destinado al ahorro a largo plazo. Este será nuestro “colchón” y únicamente tocaremos ese dinero cuando surja un imprevisto que no podemos afrontar de otra forma. Por ello, es importante que te propongas ponerle un candado imaginario a este sobre, en el que solo ingresarás dinero durante uno o dos años o hasta que lo necesites urgentemente.

3. Destinarás un 10% para el ocio

Este 10% será lo único que podrás gastar en ocio. Los regalos también saldrán de este sobre. Es la forma perfecta de controlar esos pequeños gastos que al final de mes suman una cantidad importante.

4. Un 10% para invertir en educación

Invertir en formación y educación es esencial, por ello, este método ofrece un sobre con el 10% de tus ingresos para la educación. Esto nos puede ayudar a pagar la educación de nuestros hijos o la nuestra propia.

5. Otro 10% para libertad financiera

Este dinero va dedicado a nuestra libertad financiera. Es decir que, en un futuro próximo, este dinero trabaje para nosotras. De esta forma, vamos a obtener dinero para invertir y poder vivir la vida de nuestros sueños a base de ingresos pasivos.

6. Un 5% para donaciones

Ya sabes lo que dicen: “una recoge lo que siembra” Pues este sobre va destinado para una buena causa. La causa puede ser la que cada una prefiera y que considere beneficiosa tanto para una como para la sociedad.

Si crees que de momento no vas a realizar donaciones, guarda el dinero por si en unos meses cambias de opinión.

Empieza hoy a analizar tus ingresos y gastos y pon en marcha tu plan de ahorros propio para que puedas afrontar los problemas económicos. No es una tarea fácil pero tampoco nos podemos permitir no hacer nada al respecto. Confía, vas a salir de esta como saliste de otras. ¡Ánimo!